adecuar el diseño del edificio a la climatología del entorno o espacio sin renunciar a la creatividad.